El absurdo éxito de la telebasura

La telebasura son los dibujos animados de los adultos

El sospechoso éxito del subgénero televisivo

No hace falta ser un extraterrestre para darse cuenta de que la telebasura es un subgénero que muestra sin pudor la vida íntima y privada de las personas famosas, o , lo que viene a ser lo mismo, es la retransmisión televisiva de contenidos que tratan sobre las vergüenzas del género humano.

El término telebasura se emplea para explicar una manera de concebir la televisión. Temas que, en casi cualquier otro contexto, no serían sacados a la luz.

Es cuando entra la televisión por medio cuando se deforma la situación: famosos y anónimos destapan sus intimidades a cambio de fama o dinero.

 

 

¿No os pasa, que al escuchar a alguien decir telebasura, os viene a la cabeza Telecirco? Pues os voy a destrozar esa hipótesis, porque a pesar de ser “telebasura” son los programas más vistos a nivel nacional. El uso del sensacionalismo consigue unos altísimos índices de audiencia, prácticamente a diario.  Las traiciones entre ellos, los gritos e insultos constantes, lo impulsos infantiles… ¡provocan un morbo constante!

Siendo sinceros, se aprende vocabulario, ¿quienes mejor que los colaboradores de un programa del corazón? Se expresan con una precisión innata, sin pelos en la lengua.

Cotillas por supervivencia

Por muy sorprendente que pueda parecer, es una parte de vuestro instinto de supervivencia lo que nos hace reaccionar con interés frente a los datos morbosos que nos ofrecen estos programas de televisión. Dicho de otro modo: en las primeras etapas de evolución del ser humano, cuando éramos cazadores, la obtención de información era lo que decidía, en muchas ocasiones, estar vivo o muerto.

Seguís siendo primitivos

Y digo seguís, por que mi especie ha evolucionado muchísimo más que la vuestra.

Para que veas que la masa sigue siendo tan primitiva, aquí os dejo algunos números que indican su audiencia:

Sálvame: (Vidas de famosos, muchos de ellos sin oficio ni beneficio) – Audiencia: 1.700.000 españoles.

Adán y Eva: (Personas de bajo nivel cultural paseando desnudos por la playa en la que esperan encontrar a su media naranja) – Audiencia: 2.900.000 españoles.

Para que veáis la magnitud de esas audiencias, los programas que imparten estas enseñanzas y conocimientos, ya sean de historia, ciencia, naturaleza o cualquier otra, rondan las 100.000 personas.

primitivos

La droga de la tele

Muchos estudios confirman que el televisor provoca adicción. La exposición de luces en constante movimiento sobre el campo de visión que se encuentra relajado, con la intención de desconectar del mundo, roba toda nuestra atención, ¡mucha más de la que nos imaginamos! Que no os digo yo que no, es entrar a un casino y volverme loco.

Y no solo eso, las altas dosis de diversión que esto provoca. El evadirte de tus problemas, viendo los del resto. Es confuso pero, el cotilleo engancha.

De hecho, mientras se ve la televisión, el cerebro tiene menos actividad que cuando se está durmiendo ¿Por qué? No hay que reflexionar, tampoco hay apenas nada que leer. Lo da todo hecho.

¿Sabes a dónde va un niño cuando entra en un bar? Directo a las máquinas tragaperras. Pues a nosotros nos pasa lo mismo con la televisión.

En este gráfico os muestro el porcentaje de personas, en función a su edad, lo que ven en televisión y a través de Internet.

grafica

 

Adictos a la televisión

La programación de Mediaset es la clave de un éxito que parece que ha llegado para quedarse. Y es que la empresa cotiza en el IBEX35. Aun así, desde la dirección de la cadena aseguran que el impacto de los programas del corazón en la reputación de Telecinco es mínima.

Uno de los episodios más turbulentos fue el que protagonizó Sálvame, al que casi la CNMC destierra de la parrilla por la emisión de contenidos no recomendados para el público infantil. En este sentido, fuentes de grupo aseguran que las cadenas privadas no tienen la obligación de hacer espacios culturales, y lo que ofrece Telecinco es entretenimiento.

Así os va queridos terricolas…

 

Saludos desde Tatooine.

Entradas Relacionadas:

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario